logo
 
 
 
 
 

Si todavía no has sacado la ropa de temporada ¡este fin de semana es el tuyo!. Yo lo hice el sábado pasado con la ayuda de mi hermana y te aseguro que fue una operación larga pero gratificante…

¡Mi armario está casi vacío ahora!. Regalé ropa que ya no usaba, tiré la que ya no servía a nadie y me quede con las prendas que realmente me sientan bien y me gustan, que no son tantas.

Pero al fin y al cabo, viene el otoño y en otoño yo soy de jeans y un buen jersey de lana o una camisa masculina…y no mucho más. Bueno sí, algún vestido de noche para una cena especial :) …

El caso es que si tienes los básicos no necesitas llenar el armario con prendas que no te pones.

Por eso en este boletín comparto contigo los cinco básicos comodines para pasar el otoño.

Y como siempre algún que otro consejo de moda y una lectura fascinante por parte de una de mis alumnas donde nos invita a disfrutar y sonreirle a la vida :)

¡A disfrutar, que es viernes!

 

Jersey de H&M
 
DESCUBRIMIENTO DE LA SEMANA
Moda, tendencias, fondo de armario...
 
LA PIEZA DE MODA DE LA SEMANA
5 BÁSICOS DE OTOÑO
 

Jersey de lana suave

El otro día estuve en H&M y me encantaron sus jerseys de pico suaves, 25€ colores bonitos una calidad muy buena. Estos jerseys para combinar con jeans, con pantalones o con faldas son el básico que te alegrará el armario y a buen precio. Echa un vistazo al de la foto, tiene un color súper favorecedor. Si ves que tiene mucho escote para ti ponte un top lencero debajo.

Jeans favorecedores

Seguro que tienes ¿pero te sientan bien y son cómodos? El otro día rescate de mi baúl de ropa unos jeans que tendrán unos diez años y que no me había puesto, les he subido el bajo y listo, son cómodos y quedan bien. Este año no quiero ir con pitillos en los que no puedo respirar, quiero estar cómoda pero arreglada, así que busca unos jeans que se adapten a ti y no tu a ellos :)

Camisa sexy
Masculina, blusa, con mangas, sin mangas, una camisa es un básico de esta temporada…

¡Incluso tejana o de cuadros!.

Vestido de noche negro

Un vestido negro que puedas poner con media tupida y una bailarina para el día o con media transparente y unos salones por la noche.

Que te voy a decir que no sepas del vestido negro :)

 

 
TU MOMENTO ZEN
Bienestar, crecimiento...
 
Simplemente sonríe
 

Y en esta sección hoy Mª Sagrario, alumna de mis formaciones de Marketing Online y Redes Sociales y fundadora del blog demayorquieroserescritora.com nos regala una hermosa lectura donde nos invita a sonreir.

 
 
La imagen de Freepik

Cada semana de trabajo cuando llegaba el ansiado viernes solía ir a la oficina diciendo “Hoy es San Bruno”, y algunos compañeros me preguntaban: “¿San Bruno?”; entonces yo les respondía: “¡Como el viernes, ninguno!”

Esta frase aprendida de mi pareja siempre ha hecho gracia y ha generado sonrisas y, si a eso le sumábamos el hecho de ser viernes, el “momentazo” estaba servido.

Pero lo que subyace a esta anécdota es la recurrente realidad de que vivimos orientados al fin de semana y eso es un hecho realmente triste que le sucede a gran cantidad de personas. ¿Nuestra vida se limita a vivir durante el fin de semana o durante las vacaciones, pero a sobrevivir solamente el resto de semana laboral? Parece que sí, así que imagínate cuánto tiempo desperdiciado, y eso que seguramente habremos oído muchas veces lo de “disfrutar el momento” y habremos asentido dando la razón a quién decía esa frase.

La teoría es muy bonita pero el problema está en llevarlo a la práctica, porque ¿cómo se hace eso?, ¿cómo se disfruta del momento? Pues la respuesta apela a esa responsabilidad que está en cada uno de nosotros y cuyo mecanismo de activación reside en nuestra fuerza de voluntad para poder llevarlo a cabo.

Pensemos en alguna ocasión en la que hayamos querido conseguir algo y nos hayamos esforzado en lograrlo. Por ejemplo, cursar unos estudios, conquistar a alguien, subir a la cima de una montaña… lo que sea. Hemos puesto nuestro empeño en lograr nuestro objetivo y lo hemos conseguido; y ahora nuestro objetivo se tiene que orientar totalmente a disfrutar del momento. Tenemos que dejar de ser un mero espectador pasivo de nuestra vida para participar y disfrutar activamente de ella. Si lo hemos conseguido antes con otras metas, ¿por qué no lo vamos a lograr con esta?

Quizás puedas pensar que es complicado si, por ejemplo, no eres precisamente feliz en tu trabajo, pero ten en cuenta que si tu jornada laboral no te satisface, con todo el tiempo que le dedicas a esa labor, qué triste resulta malgastar de esa manera tantas horas y tantos días de tu vida.

Aquí es necesario que te plantees tu objetivo de felicidad en un entorno aparentemente adverso, o buscas el máximo disfrute en tu puesto de trabajo o pones tu objetivo en desempeñar otro trabajo que te satisfaga más.

Si te orientas al primer objetivo, es decir, intentar disfrutar de tu trabajo, busca cualquier matiz bueno por pequeño que sea, siempre hay algo que te pueda agradar aunque el lugar no te parezca el más adecuado. Por ejemplo, charlar con esa compañera que te cae tan bien, notar el calor del teclado del ordenador cuando tienes las manos frías, el momento de distensión de la comida con una buena conversación de sobremesa. Si lo buscas seguro que lo encuentras porque querer es poder, ¿no estás de acuerdo?

¿Y sabes una cosa que ayuda mucho? Sonreír. Sí, sonreír. Aunque consideres que, a priori, no tengas motivos para ello. Si te paras unos instantes a sonreír simplemente, verás que este sencillo acto mejora enseguida tu estado de ánimo, ¿por qué no lo pruebas ahora? Y no sólo ahora, sino que lo extiendes a cualquier momento de tu vida. Te aseguro que merece la pena, y será genial que el paso de los años acentúe unas arrugas provocadas por innumerables sonrisas.

Vístete con una gran sonrisa según te despiertes por la mañana y no te desprendas de ella en todo el día, además, seguro que atraes más sonrisas a tu alrededor y eso es algo que normalmente mejora el estado de ánimo de la gente en general.

Nos gusta ver fotos de gente sonriendo, ¿verdad? Que se lo digan a los expertos en Marketing que lo utilizan como recurso para atraer la atención de la gente hacia su publicidad y, además, es un acto sencillo y sin ningún coste que puede hacernos transformar nuestra actitud hacia un talante mucho más positivo.

Pero vayamos ahora al segundo objetivo que habíamos planteado; buscar otro trabajo que nos satisfaga más. Insisto, querer es poder, así que nos ponemos la sonrisa para nuestra búsqueda de empleo porque ello nos ayudará a que la labor sea más llevadera y, mientras lo logramos, buscamos también en nuestro trabajo actual cualquier detalle que nos agrade y, además, no dejamos de sonreír allí tampoco, ni siquiera aunque nuestro jefe nos mire con cara de perro, porque no creo que nos vaya a despedir por ello, ¿no crees?

No sé si estarás de acuerdo con lo anterior, pero ¿qué pierdes por probar? Solo espero que ahora mismo
te encuentres sonriendo y no sea la única ocasión en que te acuerdes de hacerlo y, desde luego,
que hayas disfrutado del momento con esta breve lectura.

Y si quieres herramientas para aprender a gestionarte mejor ¡vente a esta Master Class de Motivación si todavía no la has visto, creo que te gustará y mucho!.

 
 
 
POLITICA DE PRIVACIDAD Y DERECHOS